Consiste en corregir zonas de la nariz sin necesidad de usar la cirugía, esta técnica se hace infiltrando con unas microcánulas el producto de relleno en la zona a tratar. Zonas: – Dorso de la nariz: podemos rectificar alineando el dorso de la nariz como, por ejemplo, una nariz respingona, nariz rota o aparentemente rota, caballete en pacientes que no quieren pasar por una cirugía… – Elevación de la punta de la nariz, en el caso de narices aguileñas. – Juntar las aletas de la nariz, son las narices llamadas negroides, con los agujeros de la nariz muy abiertos. Técnica: Se necesita poner un poco de anestesia local en la zona, seguidamente infiltramos con una microcánula el producto de relleno, los más indicados son la hidroxiapatita cálcica y el Metacril.

TE PUEDE INTERESAR: