¿Qué es la Radiofrecuencia?
Son radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. La Radiofrecuencia genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento rotacional de las moléculas generando gran cantidad de calor. Los dos tipos de radiofrecuencia utilizados son la Bipolar, que provoca un calentamiento superficial de la piel, más indicada en facial, y la Unipolar, que produce un calentamiento en la parte más profunda de la dermis, actuando así sobre el tejido adiposo y estando indicada en corporal.
– Efecto: Un auténtico Lifting sin cirugía. El colágeno es una fibra básica que soporta la estructura de la piel. Con el tiempo, el colágeno se agota o se deteriora por los efectos del sol o de otros factores medioambientales y del envejecimiento. Este deterioro nos provoca signos visibles de envejecimiento, como la flaccidez y las arrugas.

– Efecto Flash: es inmediato causado por la retracción del colágeno, con más o menos rapidez según los casos, esto es un mecanismo de defensa frente al calor, la molécula de colágeno se retrae enrollándose en forma de muelle junto con las fibras de elastina. Este efecto es visible desde la primera sesión, al hacer una hemicara se puede comparar con la otra y ver el resultado.

– Efecto Principal: La Regeneración y Reestructuración del colágeno. El principal efecto del tratamiento con radiofrecuencia es la gran formación de colágeno nuevo, este se va a entrelazar con el ya retraído anteriormente produciendo un efecto de tensión en la piel y como consecuencia de elevación de la cara, junto con una mejora de la piel, eliminando de ella las huellas del paso del tiempo. Este proceso es más lento y, según los casos y dependiendo del estado en el que se encuentre el colágeno de la persona, se produce entre los dos y cuatro meses posteriores al tratamiento.

Indicaciones:

Su principal indicación es la flacidez de la cara y el descolgamiento, además de suavizar los surcos y las comisuras, acción resultante de la elevación del rostro y de la regeneración del colágeno en la zona.

Tratamiento:

Se hace en tres pasos:

– Paso 1º: Microdermoabrasión: para quitar todas las células muertas de la piel y dejarla preparada para que, enseguida que apliquemos la radiofrecuencia, suba la temperatura.

– Paso 2º: Radiofrecuencia: aplicación de calor siguiendo las líneas de tensión de la cara.

– Paso 3º: Electrosonoporación: Consiste en aplicar un cocktail de vitaminas mediante ultrasonidos para reparar la irritación de la piel , además de estimular la formación de colágeno. Las sesiones tienen una duración de una ó dos horas, según las personas y se considera que el tratamiento está hecho con 6 sesiones, espaciándolas alrededor de un mes. Su precio se de 200 €/sesión (Existe un bono de 5 s +1 s sin cargo).

Duración:

Una vez completado el tratamiento de las seis sesiones, la cara sigue subiendo durante seis meses, pues durante todo este tiempo se sigue formando nuevo colágeno. Los efectos se mantienen aproximadamente un año, tras este tiempo sólo con una ó dos sesiones de recuerdo se consigue mantener el efecto conseguido.

TE PUEDE INTERESAR: