El láser Q-Switched , está indicado en el tratamiento de los tatuajes y lesiones pigmentadas benignas. En la actualidad, mediante colorantes sólidos se obtienen longitudes de onda de 585 y 650 nm, que permiten el tratamiento de lesiones vasculares, la tinta verde de los tatuajes (siendo el único láser que puede eliminar todos los colores de tatuajes), así como lesiones pigmentadas sin afectar a los vasos, con lo cual los púrpuras residuales son mínimas.El láser Nd:YAG con el sistema Q-switched es un láser excelente para el tratamiento de lesiones vasculares superficiales, tatuajes y lesiones pigmentadas benignas . El láser Nd:YAG, con una longitud de onda de 1.064 nm, es muy efectivo para tratar los tatuajes de pigmentos o tinta negra-azul.
Este láser también puede doblar su frecuencia, creando una longitud de onda de 532 nm que es más absorbida por la melanina y se usa para el tratamiento de lesiones pigmentadas superficiales benignas.
Indicaciones El láser Q-Switched se utiliza en:
– la eliminación de todo tipo de tatuaje y de tintas, siendo el único láser que quita cualquier color de tinta.
– el tratamiento de lesiones vasculares como los hemangiomas cavernosos, capilares y mixtos, además de los angiomas planos localizados en las regiones de la cabeza y el cuello. Los pulsos de alta potencia y con breves tiempos de exposición producen un daño térmico mínimo sin afectar al tejido adyacente.

– la eliminación de lesiones pigmentarías benignas, las clásicas manchas de la piel.

Los tatuajes amateur acostumbran a responder más rápidamente y requieren menos sesiones de tratamiento para su eliminación en comparación con los tatuajes profesionales. Esto puede atribuirse, en parte, a la menor estabilidad de la tinta (carbono) usada con los tatuajes amateur en oposición a los profesionales (pigmentos orgánicos mezclados con elementos metálicos), y también por la menor densidad de los pigmentos en el caso de los tatuajes amateur.

Normalmente, estos tatuaje se eliminan después de 1-4 sesiones de tratamiento; los tatuajes profesionales requieren de 3 a 10 sesiones. Inmediatamente después del tratamiento se produce un aspecto blanco-ceniza, por formación de vacuolas dérmicas, probablemente por vaporización. Posteriormente, durante 4-6 semanas, se produce una decoloración gradual. Transcurrido este tiempo se pueden repetir los tratamientos.

Los pulsos de alta potencia y con breves tiempos de exposición producen un daño térmico mínimo sin afectar al tejido adyacente.

Conclusiones

El láser Ncl:YAG Q-switched es muy versátil y produce resultados excelentes en el tratamiento de los tatuajes accidentables y ornamentales amateur y profesionales. El tratamiento, combinando las distintas longitudes de onda de 1.064, 650 y 532 nm, puede eliminar la mayoría de los pigmentos de los diferentes tatuajes, incluida la tinta verde, en lo que aventaja a los otros láseres selectivos de Rubí y Alejandrita.Además, tiene una propiedad importante al permitir el tratamiento de individuos de piel oscura, con complicaciones mínimas. En comparación con el láser Rubí Q-switched y el láser Alejandrita Q-switched, hay una menor tendencia a las cicatrices y a la hipopigmentación. La utilización de colorantes sólidos hace que el mantenimiento sea mínimo y de poco coste.

TE PUEDE INTERESAR: